Casa en la Honda

La casa está ubicada en la costa central desértica del Perú, en una playa en forma de herradura dirigida al norte llamada La Honda, en el distrito de Pucusana.

La topografía del lugar organiza las casas de la playa en un balcón elevado de mucha altitud mientras que la playa y el mar están por debajo, distanciados como dos mundos complementarios que se registran a lo lejos.

La Casa en la Honda es antes que nada una casa de descanso (segundo uso) y para tres familias, que a su vez son una sola familia.

El proyecto contemplaría la vida independiente de cada una de las familias así como la vida en común. El terreno de la casa tiene desde su nivel más bajo, a la altura del malecón común, hasta el más alto, donde está la pista de acceso vehicular, 10 metros de diferencia.

La primera decisión fue crear una circulación principal y exterior a la casa desde el acceso en el nivel superior hasta el malecón en el inferior, por donde se podría ingresar libremente a cualquiera de las viviendas independientes de la casa.

La casa consta de cuatro niveles. Los dos primeros niveles inferiores, pegados al malecón tienen dos de las viviendas independientes, y el cuarto nivel, la vivienda restante. El tercer nivel, y prácticamente el centro del proyecto, alberga el área común, donde podrán reunirse las familias.

Luego de eso, cada vivienda se organiza en dos áreas funcionales. Una primera mucho más contenido alberga el programa íntimo de las viviendas. Dormitorios, baños, depósitos y servicios. Un segundo programa, de socialización, alberga salas, comedores y cocinas.

La arquitectura responde naturalmente a la forma de vida de cada función. La intima es mucho más hermética y privada, la de socialización está mucho más abierta al paisaje y al clima costero. Los dos primeros niveles por estar pegados al malecón, poseen un sistema de exposición controlada en base a pórticos que si bien son permeables, minimizan la sensación de proximidad con el malecón que es público, así como lo hace el área social común en el tercer nivel de la casa. El cuarto nivel, ya mucho más alejado del malecón y en la cota más alta del terreno, cambia de lenguaje y se convierte en un mirador al paisaje del océano.

La Casa en la Honda en un proyecto para tres familias de vidas independientes, pero que en esencia son una sola.

Atrás